Paneles Compuestos


Están compuestos de dos láminas de aluminio (aleación 3003-H14) y un núcleo central de polietileno. Se trata de un panel caracterizado por su planimetría en grandes dimensiones, así como por su capacidad de adaptación a las formas y despieces más diversos, gracias a la posibilidad de sus diferentes procesos de manipulación. Su estructura combina ligereza y alta resistencia, por lo que se manipula con gran facilidad.

Es un panel ideal para la construcción de fachadas ligeras, de cubiertas y marquesinas, para el revestimiento de interiores, así como para la formación de barandillas y cerramientos. También garantiza una óptima amortiguación de vibraciones, su limpieza y mantenimiento son muy simples, dado a su poder repelente del polvo, presentando una gran resistencia a la intemperie y una gran calidad de acabados.

Las fachadas ligeras hechas con paneles compuestos se caracterizan, entre otras cualidades, para mejorar las características energéticas y climáticas de los edificios. Son rígidas, resistentes a los golpes, a la rotura y a la presión; así mismo, tiene una gran resistencia a la flexión, lo que garantiza una excelente planimetría. Este panel se fabrica en espesores de 4 y 6 mm. Anchos de 1270 y 1575. Longitudes disponibles en stock: 3100, 3710 y 4930 mm.

Acabados:

  • Lacado con PVDF, o poliéster por ambas caras, con folio protector superficial. Acabados metálicos y no metálicos en calidad Kynar y poliéster.

Propiedades mecánicas de las chapas de recubrimiento:

  • Resistencia a la tracción: Rm > 130 N/mm²
  • Resistencia a la flexión: Rp0,2 > 90 N/mm²
  • Alargamiento: A50 > 5%
  • Módulo de elasticidad: E 70.000 N/mm²
  • Resistencia al doblado permitida para el aluminio de recubrimiento: 53 N/mm²